Cruyff, leyenda y ejemplo de marca personal

Cruyff, leyenda y ejemplo de marca personal

Los deportistas han sido, son y serán una de las vías más directas para llegar al consumidor. Porque el deporte mueve pasiones y es fuente de salud, de sacrificio y de compromiso, y estos valores desarrollan un fenómeno fan que no encuentra competencia en otros sectores.
Las grandes marcas publicitarias han sabido escuchar a sus clientes, y saben que presentar sus productos de la mano de los deportistas de élite despierta muchísimo más interés, porque ya no son meras personas, son marcas… Marcas Personales.
Y nadie como Johan Cruyff, que ha creado un imperio usando su nombre y su talento, ha sabido entender que la marca personal es un concepto de desarrollo personal que consiste en considerarse a uno mismo como una marca, llegando a transmitirnos su auténtico valor.
Cruyff como precursor de la marca personal que ha sido, ha desarrollado las diferente etapas de todo personal branding, autoconocimiento, estrategia, visibilidad y trabajo y así ha llegado a crear la Fundación Cruyff, una firma de ropa, zapatos y accesorios de moda Cruyff Classics, la colección de libros Johan Cruyff Library, el método Cruyff Football y la escuela donde se imparten posgrados y másteres en gestión deportiva, marketing, patrocinio, mecenazgo y cualquier tipo de negocio relacionado con el fútbol Johann Cruyff Institute, con delegaciones en Amsterdam, Barcelona, Estocolmo, Lima y México.
Cruyff ya es leyenda y también ejemplo de marca personal a imitar.